Arrancan Vigilantes de la Salud en Saltillo

Comunicación Social Salud

Se inició con operativos de vigilancia para cumplir con los protocolos de la reactivación económica.

Este lunes arrancaron funciones en Saltillo los Vigilantes de la Salud, que serán los encargados de observar que se cumplan las medidas sanitarias emitidas por el Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste ante la Etapa 1 del Plan de Reactivación en la ciudad.

Una vez que el Subcomité aprobó el proyecto de reactivación económica, el alcalde Manolo Jiménez puso en marcha todo un plan municipal para que lo establecido en los protocolos se cumpliera.

“Esta primera etapa de la reactivación económica tiene como objetivo que la gente pueda salir a su trabajo y pueda comprar lo esencial, no que salga a pasear, la contingencia sigue”, señaló el alcalde.

Por su parte, Blas Flores González, director de Fomento Económico y Turismo, y quien fue nombrado por el alcalde como coordinador de esta reactivación en Saltillo, recordó que aún y cuando ya se inició con esta primera etapa, es indispensable continuar con las medidas sanitarias implementadas, sobre todo el de quedarse en casa si no es necesario salir”, dijo.

Con la reapertura, con diferentes medidas sanitarias, de restaurantes, supermercados, hoteles, comercio organizado, plazas comerciales, clubes deportivos, centros recreativos privados y mercados al aire libre, se implementaron también operativos de vigilancia en los que participan la Dirección Desarrollo Urbano, la Guardia Nacional, Policía Preventiva, Protección Civil y la Coordinación de Alcoholes.

Quienes vigilarán, ente otras cosas, que el comercio organizado clasificado como no esencial, solo deberá operar de lunes a viernes, en un horario de 9:00 a 17:00 horas.

Estas dependencias serán reforzadas por más de 200 empleados municipales de otras áreas que apoyarán con el trabajo de prevención como Vigilantes de la Salud.

Entre las principales medidas sanitarias en los comercios se encuentran el uso de cubrebocas, toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial, lavado constante de manos, desinfectar y asear constantemente con agua hiperclorada, reducir la capacidad e instalar filtros de entrada, entre otros.

“El objetivo principal es apoyar a los comerciantes a que abran bien sus negocios, con las medidas requeridas para prevenir el contagio del Covid-19 y ayudarlos en el proceso de adaptación a la nueva normalidad, y la ciudadanía tiene que estar consciente que no va a pasear sino a adquirir lo esencial”, mencionó Blas Flores González.

En los filtros de seguridad que continúan operando en diversos puntos de la ciudad, se continuará vigilando que las personas porten cubrebocas, ya que es una medida obligatoria en el Estado, además, que, en todos los automóviles, ya sean de uso particular o de alquiler, solo deberán viajar el conductor y máximo tres acompañantes por unidad.

Los Vigilantes de la Salud son observadores de diferentes áreas del Gobierno Municipal de Saltillo, que van a acudir a los establecimientos que fueron abiertos dentro de la Etapa 1 del Plan de Reactivación, con el objetivo de observar que se acaten las medidas sanitarias implementadas.

En caso de que alguno no cumpla, tomarán evidencia y la enviarán a las dependencias correspondientes, quienes acudirán al establecimiento y harán la notificación, ya que los Vigilantes de la Salud no tienen la facultad legal para emitir actos de autoridad.

Todos los Vigilantes de la Salud recibieron previamente una capacitación donde se les informó el objetivo de su trabajo, así como todas las medidas sanitarias que se aplicarán y las cuales deberán observar su cumplimiento.

En el caso de los mercados al aire libre, señaló Blas Flores, los equipos conformados por los Vigilantes de la Salud estarán acompañados por dos policías, un elemento de protección civil y una cuadrilla sanitizante permanente en cada mercado.

Andrés Garza Martínez, director de Desarrollo Urbano, mencionó que desde este lunes iniciaron los operativos donde se les notifica todas las medidas que tienen que cumplir y que en el caso de que no cumplan serán acreedores a sanciones o cancelaciones de licencias de funcionamiento.