Instalan lavamanos portátiles en Saltillo

Comunicación Social Salud

Una medida más implementada en equipo entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Saltillo contra el Covid-19

En un trabajo conjunto ante el Covid-19, el Gobernador Miguel Riquelme y el Alcalde Manolo Jiménez Salinas mandaron instalar en Saltillo lavamanos portátiles como una medida más para prevenir el contagio del Covid-19 entre la población, mismos que cuentan con sensor en las llaves para que el usuario no las toque, además de un sistema interno hidráulico que no necesita energía eléctrica.

Una de las principales recomendaciones emitidas a través del Consejo Estatal de Salud, presidido por el gobernador, es precisamente el constante lavado de manos para evitar la propagación.

Por ello, en Saltillo se adquirieron diez lavamanos portátiles que ya fueron instalados en puntos estratégicos de la ciudad.

“Aquí en Saltillo y en Coahuila junto con el gobernador tomamos acciones contra el Covid-19 desde hace más de un mes, cuando veíamos a líderes mundiales preocupados por esta contingencia, aquí fuimos responsables y lo seguiremos haciendo por el bien de las y los ciudadanos”, mencionó el alcalde.

Los lavamanos portátiles se encuentran en el Hospital General, las clínicas 1 y 2 del IMSS, Hospital del Niño, DIF Saltillo, Salud Municipal, Comandancia de Policía, Mercado Juárez y en la Plaza Armas.

Para acceder al lavado de manos, el usuario debe pisar un pedal que activa automáticamente la salida del agua de la llave; cada módulo cuenta con dos frentes con tarja de acero inoxidable, dos llaves con sensor, dos despachadores de jabón líquido, un despachador de hasta 400 servilletas de papel interdobladas y un bote de basura adherido a su costado para su depósito.

Tiene una capacidad de 150 litros de agua limpia en un depósito superior y uno más en segundo nivel para el agua usada que cuenta con una llave de paso para su desagüe.

Asimismo, se instaló en cada lavamanos información sobre cómo prevenir el contagio del Covid-19, como mantener una distancia de 1.5 metros entre personas; no salir de casa si no es necesario; no tocar ojos, nariz y boca; no saludar de beso ni de mano; y el constante lavado de las manos.

El alcalde Manolo Jiménez Salinas destacó que los módulos de lavamanos son fabricados en la ciudad por manos de trabajadores saltillenses, con material resistente a la intemperie, cuenta con cuatro ruedas inferiores, dos de ellas con freno de pie y el esqueleto en material metálico resistente recubierto con cuatro paredes de alucobond totalmente independientes y ligeras.