Los detienen por dañar el Medio Ambiente

Comunicación Social Seguridad

Dos tiraban escombros, otro quemaba cables eléctricos

En hechos por separado, la Policía Ambiental detuvo a tres ciudadanos que causaban daños al medio ambiente, dos tirando escombros en un par de áreas verdes y otro más por quemar cables para extraer el metal de su interior.

El primer caso se dio a inicios de semana, cuando una llamada ciudadana al teléfono de la Policía Ambiental, 844.241.1000, reportaba la presencia de una persona arrojando escombros en el arroyo que cruza la calle 52 de la colonia Miguel Hidalgo.

Al aproximarse la unidad patrulla de vigilancia ecológica, encontró al ciudadano Juan Enrique “N”, de 40 años, aún en la labor de vaciar sus desechos de construcción en el cauce.

Tras señalarle el alto y explicarle el motivo de su detención, se procedió a ponerlo a disposición del Juez Calificador quien fijó la multa pertinente.

Por otro lado, José Alejandro “N”, fue detenido el viernes por tirar escombros en un área pública del fraccionamiento Balcones de Morelos, junto a una escuela pública.

El hecho fue reportado a la Policía Ambiental por ciudadanos vecinos del sector, que están al pendiente de que sus calles y áreas comunes estén limpias, por lo que al ver la actividad de este sujeto, llamaron al los vigilantes verdes.

Al llegar los elementos, le señalaron su falta e inmediatamente lo trasladaron ante el Juez Calificador para que hiciera frente a los cargos señalados.

Finalmente, y también gracias a una llamada al teléfono de contacto de la corporación, se pudo ubicar a Carlos Federico “N” quien, en el área conocida como Las Ladrilleras, al norte de la ciudad, rumbo a la antigua carretera a Monclova, quemaba cableado eléctrico para extraer el cobre.

De igual modo se le marcó el alto, se le explicó la situación y tras apagar la fogata y asegurar los materiales metálicos que ya había extraído, se le detuvo y trasladó ante el Juez Calificador.

Respecto a quienes tiran desechos de construcción en la vía pública, la Directora de Medio Ambiente y Espacios Urbanos de Saltillo, Graciela Patricia Arocha Gómez, comentó que mantener los arroyos y áreas naturales libres de desechos de construcción, los conserva limpios y sanos para el desarrollo de las especies animales y vegetales que las habitan y genera un equilibrio ecológico en la zona urbana.

En cuanto a las quemas de plásticos y otros materiales, apuntó que el humo que generan, es altamente tóxico para el ambiente, contienen muchos contaminantes y evitarlos al máximo ayuda a mantener limpio el aire, el suelo y los mantos freáticos, pues los desechos que quedan se filtran en el suelo.

Desde la creación de la Policía Ambiental al inicio de la administración del alcalde Manolo Jiménez Salinas, se han detenido más de una docena de infractores que han sido presentados ante el Juez Calificador, quién ha fijado las sanciones y acciones de reparación correspondientes, según cada caso.